Programa de Fisioterapia Específica durante el Embarazo y puerperio

¿Cómo puede ayudar el fisioterapeuta a la mujer embarazada?

Con el embarazo la mujer experimenta cambios físicos que van más allá del aumento del perímetro abdominal. La musculatura y las articulaciones del cuerpo se adaptan para albergar al bebé y para el momento del parto. Todos estos cambios y el propio aumento de volumen y peso pueden provocar molestias a la futura mamá, sobre todo en la espalda pero también a otros niveles.

fisioterapia en el embarazo

Incluso las tareas más comunes, tales como: sentarse, caminar, permanecer de pie y trabajar pueden llegar a ser sumamente dificultosas para las mujeres embarazadas.

​​​Durante años, estos malestares han sido aceptados como una parte normal de todo el proceso pero los cuidados de un fisioterapeuta pueden ser de gran ayuda para minimizarlos y también para preparar el cuerpo para el momento del parto.

En el Hospital Universitario HM Nuevo Belén​, en nuestro afán por dar una asistencia integral a la embarazada, hemos iniciado un programa de atención específica por parte de un equipo de fisioterapeutas con amplia experiencia en el tratamiento de estas dolencias siempre en coordinación con los equipos ginecológicos.

 

Síntomas frecuentes que pueden mejorar con la Fisioterapia​

• Dolores de espalda, sobre todo en la zona lumbar.

• Dolor en el coxis.

• Calambres en gemelos y planta del pie.

• Dolor en el cuello y cefalea provocados por los cambios posturales.

• Dolor en los brazos causado por compresión nerviosa asociado con un incremento en el diámetro del pecho.

• Incontinencia urinaria durante el embarazo y después del parto.

• Dolor perineal.

• Retención de liquidos, piernas hinchadas.

 

Tratamientos de Fisioterapia durante el Embarazo

• Los masajes durante el embarazo alivian tensiones, insomnios, dolores de cabeza, espalda y articulaciones, ayudan a hacer la digestión y regulan el sistema nervioso.

• El drenaje linfático manual alivia la sensación de pesadez en el cuerpo, cansancio y las piernas hinchadas  ya que favorece la asimilación de los líquidos retenidos.

• Utilización del Cinturón pélvico para el tratamiento de las diástasis de pubis. Fisiológicamente las caderas se ensancharán gracias a la hormona relaxina, que ablanda la sinfisis del púbis, aumentando el espacio para el paso del bebé en el parto. Durante el embarazo es normal que este espacio aumente en 2-3 mm, pero si este aumento de distancia se incrementa, aparece la diástasis de pubis que es causante de dolores a nivel pélvico y lumbar.

• La incontinencia de orina causada básicamente por la compresión vesical y las alteraciones del suelo pélvico, también puede mejorar con pautas de ejercicio y también de manera puntual con la utilización de dispositivos específicos.

• El masaje del periné se utiliza para preparar la musculatura del periné y para estirar la piel de la zona con el fin de que estén más elásticas para el momento de la dilatación y el proceso de parto. Es una forma de prevenir la episiotomía y los posibles desgarros. Fortalece también la musculatura en ése área y previene la incontinencia tanto durante el embarazo y posparto así como reduce el riesgo de hemorroides.​


​Estructura del equipo Fisioterapia en el Embarazo y Puerperio

Responsable de la Programa de Fisioterapia

Ana Mª Cruz Crespo. (Fisioterapeuta)


To Top